Mostrando 25 resultados

Registro de autoridad

Ruiz, Simón (1525-1597)

  • 68917712
  • Persona
  • 1525 - 1597

Mercader español. Es uno de los hombres de negocios más destacados del siglo XVI y el miembro más importante de los Ruiz Envito, una de las más conocidas dinastías mercantiles de la época. Junto a los Fugger, Höchtetter, Centurión o Spínola, los Ruiz formaban parte de la aristocracia mercantil del siglo XVI, pero a diferencia de las familias italianas o alemanas sólo estuvieron comercialmente activos durante unos sesenta años, equivalentes al paso de dos generaciones. Cosme Ruiz, sobrino de Simón, suspenderá pagos en 1606.Simón Ruiz, era hijo de Simón Ruiz Envito y de Juana González de Miranda, ambos pertenecientes a antiguas familias burgalesas. Ocupó el tercer puesto de cinco hermanos: el primogénito Andrés Ruiz (-1580) Vítores Ruiz (-1566) ambos también mercaderes, el clérigo fray Diego de Miranda (ca.1514-1582) que fue abad del Monasterio de San Juan en Burgos, y las hermanas María Ruiz (-1584) e Isabel Ruiz.Nació en Belorado (Burgos) en 1525, según se desprende de un acta de emancipación de 26 de febrero de 1547, que declara sus 21 años de edad y la facultad de poder comerciar por su cuenta. En ese mismo momento, se asienta en Medina del Campo, plaza que se encontraba entonces a pleno rendimiento. De esos años datan sus primeras operaciones comerciales documentadas, que establece con el mercader y futuro alcalde de Nantes Ivon Rocaz (-1569) al que se vinculará familiarmente, manteniendo desde entonces una relación continua para la importación de telas de Bretaña, en especial linos. Jean Le Lou (-1556) perteneciente también a la alta burguesía nantesa, se convertirá en su otro socio permanente en Francia.Durante los veinte primeros años sus negocios se centran en la venta de telas, papel y mercaderías procedentes de Bretaña, a las que va añadiendo algunas otras cosas: tapicerías de Flandes, especias y tintes de Lisboa, aceros y hierros vascos o lana de Castilla. El tráfico era sencillo: consistía en distribuir los productos traídos de Francia en las ferias peninsulares y enviar a cambio mercancías procedentes de España, Indias, Portugal e Italia. Para realizar estas operaciones giraba letras de cambio entre los mercados de Castilla, Lyon y Amberes, y especulaba con los cambios. Además de operar en solitario, practicaba distintos métodos de asociación creando compañías matrices o filiales más o menos eventuales que formaban redes mercantiles participadas por gran cantidad de personas, lo que le permitía estar presente en muchos mercados a la vez y diversificar sus actividades. Sus hermanos Andrés y Vítores se situaron convenientemente en Nantes y en Medina del Campo, y contaba con su primo Francisco de la Presa (-1576) en Burgos. Se convierte en un maestro en prácticas novedosas, como la contabilidad por partida doble.En 1561 ya es rico, y se casa en primeras nupcias con María de Montalvo (-1571) natural de Arévalo, hija de Juan de Montalvo y de Isabel del Río, con la que no tuvo descendencia. En 1574, viudo de su primera mujer, se casa en segundas nupcias con Mariana de Paz, y tampoco tuvieron hijos. Esta circunstancia marcará el destino de su compañía, viéndose obligado a confiar en los hijos de su hermano Vítores, herederos de la fortuna de su padre, quien murió tempranamente, en 1566: Pero o Pedro, Vítores y Cosme Ruiz.A principios de los años sesenta, gracias a la paz de Cateau-Cambrésis (1559) amplía sus negocios a Rouen, donde utilizará como agentes a Sancho de Arbieto y Antonio Quintanadueñas, tráfico que desde 1576 rebasará en importancia al de Bretaña. Aumenta también su actividad en Brujas (Andrés Jiménez) y en Amberes (Bombisi) y diversifica sus productos: trigo, sal, colorantes y especias, entre otros.De los años sesenta data también su actividad en Sevilla, para la que se asocia con los poderosos Maluenda estableciendo como representantes a Jerónimo de Valladolid y más tarde a Francisco de Mariaca. Forma bajo su dirección la llamada "Compañía de Sevilla" que desde la crisis de 1567, limitará sus operaciones, ya que la capital del comercio americano era una plaza de la que Simón desconfiaba.En los años ochenta, aunque no abandona el comercio, ya acumula un capital que le permite dedicarse prioritariamente a las actividades financieras, mucho más lucrativas: negociación de letras de cambio, préstamos a particulares y asientos con la Corona Española. Gana grandes cantidades de dinero especulando con los cambios en distintas plazas europeas: Lisboa (ciudad importante, donde establece relación con Antonio Gómez de Elvas) Rouen, Valencia, Lyon, Amberes, Florencia y las ferias genovesas. En 1585 constituye junto a su sobrino Cosme Ruiz una compañía dirigida por Lope de Arciniega, limitándose a recibir los beneficios del comercio, de la que se retira en 1592.La mayor parte de su vida la pasó en Medina del Campo (vivió allí al menos desde 1550) pero entre 1581-1593 residió principalmente en Valladolid e iba a Medina sólo durante el período de ferias. Lapeyre considera que el motivo principal de este cambio no fue tanto un efecto de la crisis de 1575 o el deseo de una vida social más aristocrática, sino el seguimiento de sus numerosos litigios comerciales en la Real Chancillería. En todo caso, coincide con el incremento de su actividad financiera. A partir de 1593, vuelve a Medina del Campo para consagrarse a la construcción y dotación del Hospital de la Concepción, fundación y patronazgo que le ocupó la etapa final de su vida.Hombre dotado de gran inteligencia y habilidad para los negocios, excelentemente informado por sus contactos en las distintas plazas europeas, sin un punto de partida adinerado logró situarse en poco tiempo en la cumbre de los hombres de negocios a nivel internacional. Con el rescate de su figura del olvido, cuando se tuvo noticia de la existencia e importancia de su Archivo en 1924 gracias al informe del archivero Saturnino Rivera, se planteó la posibilidad de estar sobredimensionando su importancia, pero hoy los investigadores lo confirman como un personaje de primera fila. Tenía un carácter más serio y austero que su hermano Andrés, muy estimado en Francia, pero era mucho más audaz en los negocios, que llevaba a término con gran prudencia y rectitud debido a sus fuertes sentimientos religiosos. Fue apoderado de los grandes banqueros de Lyón, Amberes, Lisboa y Génova, que recurrieron a los servicios de quien consideraban "un castellano auténtico" frente a otros compatriotas establecidos en la Península.Fue el último de los hermanos Ruiz en morir, un año después del Medio General de 1596 y un año antes de la muerte de Felipe II, de quien fue asentista y a quien prestó importantes servicios: en 1576 su préstamo permitió pagar al ejército de Flandes después del saco de Amberes y en muchos aspectos, tanto él como sus agentes fueron leales servidores de la Monarquía en Europa. Testó el 1 de abril de 1596, el 16 de febrero de 1597 añadió un codicilo y murió el 1 de marzo de ese mismo año. Instituyó sendos mayorazgos para sus sobrinos Vítores y Cosme Ruiz. Según Lapeyre, dejó al morir una fortuna "prodigiosa para la época" aunque comparable a la de otros grandes hombres de negocios que vivieron la revolución mercantil y financiera del siglo XVI.

Miranda, Fray Diego de (ca.1514-1582)

  • Persona
  • ca.1514-1582

Clérigo, abad del Monasterio de San Juan Bautista en Burgos. Miembro de la familia Ruiz Envito y hermano del mercader Simón Ruiz (1525-1597). Hijo de Simón Ruiz Envito y de Juana González de Miranda, ambos pertenecientes a conocidas familias burgalesas. Además de Simón, fueron sus hermanos: Andrés Ruiz (-1580) Vítores Ruiz (-1566) ambos mercaderes, María Ruiz (-1584) e Isabel Ruiz. Fue el menor de los varones de la familia, y el único que no se dedicó al comercio y eligió llevar el apellido de su madre. Llevaba el mismo nombre de pila que su abuelo paterno, Diego Ruiz Envito. Según Manuel Basas, probablemente nació en Belorado, como el resto de sus hermanos, hacia 1514. Tomó el hábito benedictino hacia 1531. En 1568 fue elegido abad del Monasterio de San Benito de Sevilla, cargo que ejerció hasta 1574 y que resultó un nombramiento polémico, a raíz del que se litigó un pleito sobre la hidalguía y limpieza de su familia (15-12-1581) que según Basas se conserva en el Archivo Simón Ruiz. Entre 1574 y 1581 fue abad del Monasterio de San Juan Bautista de Burgos. Bajo su mandato, empleó en juros más de un millón de maravedíes y mejoró la gestión económica del monasterio, ejecutando las 11 capillas del claustro bajo. Murió en Burgos el 10 de septiembre de 1582.

Presa, Francisco de la (ca. 1524-1576)

  • Persona
  • ca. 1524-1576

Mercader burgalés, primo materno y estrecho colaborador de Simón Ruiz. Nació en el seno de una familia de mercaderes que formaban parte de la colonia española establecida en Nantes. Hijo de Juan de la Presa, hidalgo originario del Valle de Llodio (Álava) que llegó a Francia hacia 1515, y de Juana de Miranda, llamada también Madame de la Presa, natural de la ciudad pero perteneciente a una familia de mercaderes burgaleses. Fue el menor de cinco hermanos: Isabel, Pedro, Juan (que relevaría a su padre y sería el apoyo de Francisco en Nantes) y Juana Guioma (como su madre). En 1534-1535 sus padres le enviaron junto a su hermano Juan a Mondragón y Vitoria para formarse en la lengua castellana y apoyar los negocios en España, pasando poco después a Bilbao. Se desconoce la fecha en la que se asentó definitivamente en Burgos, donde se casó hacia 1566 con Catalina Flores de Zamora, hija del mercader Miguel de Zamora. Tuvieron cinco hijos: Catalina, Francisca, Juan, Juana y Miguel.Fue un hombre de gran reputación comercial y la cabeza de los Ruiz en Burgos, con los que formó varias compañías más o menos permanentes, entre ellas la Compañía Universal de Nantes (1571-1577) heredera de la Compañía Vieja. Su actividad se centró en el comercio de telas y trigo. Hacia 1569 hay constancia de que consideraba su compañero a Pero Ruiz (ca. 1548-1581) el hijo de su primo Vítores (?-1566).Actuó también de forma independiente e intervino en el negocio de impresión y edición de libros, específicamente de libros litúrgicos del llamado "nuevo rezado" promovidos por la reforma de Trento. La imprenta comenzó a funcionar a principios de los años 70, con oficiales venidos de Nantes encabezados por el maestro impresor Matías Marés, y tuvo su sede en Burgos, en la propia casa del mercader. Cerró con motivo de la quiebra de la firma comercial de los Presa, encabezada entonces por su hijo Juan, hecho que ocurre en 1579 poco tiempo después de la muerte de Francisco, ocurrida en mayo de 1576. En 1553 litigó su hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid, donde también pleiteó su hijo la liquidación de la firma comercial.

Ruiz, Andrés (?-1580)

  • Persona
  • ? - 1580

Mercader, natural de Belorado (Burgos). Hermano mayor del mercader Simón Ruiz (1525-1597). Hijo de Simón Ruiz Envito y de Juana González de Miranda. Sus otros hermanos fueron: Vítores Ruiz (-1566) también mercader, el clérigo fray Diego de Miranda (ca.1514-1582) que fue abad del Monasterio de San Juan en Burgos, María Ruiz (-1584) e Isabel Ruiz. Llegó a Nantes en su juventud, donde se asentó definitivamente como un miembro más de la numerosa colonia española, emparentada con parte de su familia. Su presencia está documentada desde 1537 obteniendo carta de naturaleza en marzo de 1546, inmediatamente después de la Paz de Crépy. Al menos desde 1540 estaba casado con Isabel de Santo Domingo, hija del mercader español Francisco de Santo Domingo. El matrimonio tuvo dos hijos: Julián o Julien Ruiz(1544-) y Andrés, y cuatro hijas: María (1542-1568) Francisca (1543-) Juana (1549-) y Catalina (1551-). Ésta última murió probablemente a corta edad, y las demás concertaron matrimonios muy ventajosos: María se casó con Julien Rocaz, hijo del alcalde de Nantes y socio comercial de los Ruiz, Ivon Rocaz, con una de cuyas hijas se casó también el primogénito, Julián. Las otras dos hijas se casaron respectivamente con Jean Morin y Jacques Barrin, altos magistrados franceses que llegarían a presidir sucesivamente la Cámara de Cuentas de Bretaña. El hijo menor Andrés se casó con Buenaventura Compludo, perteneciente a una ilustre familia de origen español. La vivienda principal de la familia Ruiz en Nantes estaba en la Maison des Tourelles, situada a la entrada del muelle de la Fosse. Su actividad incluía comercio y finanzas. Además de los negocios que le vinculaban a su hermano Simón, formaba parte de una compañía dedicada a la exportación de telas, integrada por Vítores Ruiz (-1566) en Medina del Campo, Jean de la Presa (-1567) en Nantes y Francisco de la Presa (-1576) en Burgos.Trabajaba también a comisión para comerciantes de Rouen, Thiers y Lyon, relacionándolos con importadores de Bilbao, Burgos y Medina del Campo. Libros, papel y telas eran los productos dominantes de este comercio. Su actividad como comerciante de libros no fue desdeñable: entre 1557 y 1564 expidió más de 1.072 balas de libros de Nantes a Medina del Campo, uno de los principales centros distribuidores del siglo XVI, de las cuales 919 provenían de Lyon. En cuanto a las finanzas, se concentró en el arrendamiento de rentas, sobre todo al final de su vida, en especial las relacionadas con los impuestos que gravaban la circulación de mercancías, como la aduana del puerto de Nantes o los peajes de toda la provincia de Bretaña. Para ello hubo de negociar importantes sumas con la corona francesa y de contactar con los grandes banqueros lioneses. Según Lapeyre, era probablemente el mercader más rico de la ciudad, donde contaba con gran estima y reputación, evitando por propia voluntad alcanzar el puesto de primer magistrado. En 1558 fue nombrado administrador de los hospicios y en 1564 representante de los mercaderes para la elección de oficios en la ciudad. También era conocido en la Corte francesa, donde era amigo personal de los Gondi, la todopoderosa familia al servicio de Catalina de Médicis, manteniendo también trato con la familia real, a la que hospedó dos veces. Ello no le impidió establecer buenas relaciones con Felipe II, de quien fue hombre de confianza, desempeñando en la práctica el papel de cónsul de España en Nantes. Esa actividad se incrementó a medida que aumentaba la importancia de Nantes y la peligrosidad de la ruta directa a Flandes, llegando a ser el personaje de referencia en la zona para la Corte española. Lapeyre le caracteriza como un hombre profundamente religioso y caritativo, como su hermano, aunque menos emprendedor y arriesgado en los negocios, en los que sin embargo inspiraba gran confianza debido a la rectitud de su carácter, a la vez alegre y dado a la buena vida. Murió el 14 de julio de 1580, con gran pena de quienes le conocieron, que le tuvieron en alta estima en Francia y en España. Fue enterrado en su capilla de la iglesia de San Miguel que formaba parte del Convento de los Cordeleros, donde se encontraba también la capilla de Notre Dame d’Espagne, perteneciente a la Cofradía de la Contratación, que aún subiste profundamente transformada. No debe confundirse con su hijo, Andrés Ruiz Envito, que también se dedicó a los negocios. En la documentación aparece en ocasiones como Andrés Ruiz el Viejo.

Ruiz Envito, familia

  • Familia
  • XV - ?

Familia de mercaderes, hombres de negocios y banqueros originaria de Burgos. Es una de las dinastías mercantiles castellanas más destacadas del siglo XVI. Junto a los Függer, Höchtetter, Centurión o Spínola formaban parte de la aristocracia mercantil del momento, pero a diferencia de las familias italianas o alemanas estuvieron comercialmente activos unos sesenta años, equivalentes al paso de dos generaciones. El miembro más destacado de la familia fue Simón Ruiz (1525-1597) modelo de mercader, quien gracias a su gran habilidad y cualidades personales reunió con rectitud una enorme fortuna en muy poco tiempo sin quebrar jamás, a pesar de los préstamos a la Corona y las difíciles circunstancias en las que se desarrollaban los acontecimientos europeos a finales del siglo XVI. No tuvo hijos, de forma que hubo de confiar la sucesión a sus sobrinos, que ni contaban con sus cualidades ni respondieron a sus expectativas: en 1606 la firma comercial dirigida por Cosme Ruiz Envito (ca.1560-1618) suspendió pagos en Madrid. El centro de las operaciones familiares fue la villa de Medina del Campo, entonces el núcleo de la actividad mercantil y financiera de Castilla, aunque contaban con una amplia red de agentes, familiares y personas de confianza en las distintas plazas de negocio europeas, principalmente en Francia, Flandes, Italia y Portugal. También negociaban directamente con Sevilla e Indias. Se relacionaron estrechamente con las principales familias de mercaderes castellanos, como los Presa, Quintanadueñas, Maluenda y Salamanca. Una rama de la familia se asentó sólidamente en Francia, en la Bretaña. Fueron asentistas de Felipe II y Felipe III, y prestaron importantes servicios de apoyo a la Monarquía católica en Europa.